Abortos sin asistencia médica en el hospital público de A Coruña

Abortos sin asistencia médica en el hospital público de A Coruña

ACAI pide que no se someta a las mujeres a un proceso inseguro, doloroso, angustioso y largo cuando existen técnicas y leyes para evitarlo

AMadrid, Jueves 18 de febrero de 2016, por Redacción AmecoPress

Madrid, 18 febrero. 16. AmecoPress. La denuncia partió de la “Plataforma Galega polo Dereito ao Aborto”: las mujeres que se ven obligadas a abortar en el segundo trimestre de embarazo no tienen garantizada la asistencia necesaria, ni de una matrona ni del personal médico adecuado en el Hospital Materno Infantil de A Coruña. El Hospital ha admitido que no atiende con garantías a las mujeres que tienen que abortar y que a algunas las manda, incluso, a una clínica concertada de Madrid.

Hay numerosos casos de mujeres que abortaron solas en un baño o cama sin asistencia para recoger al feto. Así lo acreditan testimonios como los de Manuela o Leticia, que se han podido escuchar en la Cadena Ser. La situación se denunció a la gerencia del CHUAC hace siete meses pero esta no tomó ninguna medida. La Plataforma por el derecho al aborto atribuye la situación a “una cuestión ideológica” y ha convocado una concentración frente a la puerta del hospital coruñés para protestar por una situación que pone en peligro la salud de las mujeres y que incumple todos los protocolos internacionales.

Tras conocerse la noticia la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) ha pedido “que no se someta a las mujeres a un proceso inseguro, doloroso, angustioso y largo cuando existen técnicas protocolizadas para hacer de la práctica sanitaria de Aborto Provocado una práctica segura, rápida y acompañada”.

ACAI advierte que la incorporación del aborto en la sanidad pública puede ser un paso en la defensa de los derechos de las mujeres, pero puede convertirse en un salto atrás si la atención se deja en manos de personal sin experiencia, capacitación o voluntad.

Por ello los y las profesionales de ACAI piden que “se priorice el bienestar de las mujeres” y que para ello se considere que la práctica sanitaria de Aborto Provocado “debe realizarse por profesionales integradas en unidades específicas especializadas, con formación específica en las técnicas de interrupción del embarazo y con capacidad para respaldar la intervención.

“Resulta necesario abandonar las técnicas obstétricas aplicadas a la interrupción de la gestación”, asegura la asociación. “El Aborto Provocado tiene técnicas propias protocolizadas. De no hacerlo de este modo, estaremos retrotrayéndonos a técnicas que convierten el Aborto en un proceso menos seguro, doloroso, largo y angustioso para la mujer”.

ACAI recuerda también que es necesario preservar el protocolo de acompañamiento psicológico adecuado a la realidad de la mujer y que de no ser así podemos mermar la salud psíquica de las mujeres que acceden a la IVE.

La interrupción de embarazo es una técnica socio-sanitaria compleja, pues abarca varios aspectos en relación con la mujer: el estrictamente sanitario, el social, el psíquico y el íntimo que implica la preservación de la confidencialidad.

“Los protocolos de actuación internacionalmente aceptados y que han estado usando y actualizando los y las as profesionales de los centros acreditados durante 30 años, incorporan, además de las guías de atención médico-sanitaria, los requisitos técnicos y las infraestructuras necesarias para la realización de la práctica de IVE y por tanto deben ser considerados”.

ACAI considera que la libertad de la mujer no solo ha de respetarse en relación a la continuidad de su gestación o no; sino también en relación al método. La mujer debe ser libre para elegir el método más acorde con sus circunstancias personales, íntimas y sanitarias, tras haber sido informada de manera veraz sobre los métodos para interrumpir su gestación por profesionales sanitarios.

Por todo ello es necesario que los y las profesionales que intervienen directamente en la práctica sanitaria de aborto tanto en la sanidad pública, como en la privada o concertada deben estar formadas en todos los métodos, principalmente en el método instrumental y farmacológico. Para concluir, ACAI recuerda que la actual ley prevé la formación de los y las profesionales en las técnicas de aborto provocado, así como, la introducción como materia curricular en los estudios de Medicina y Enfermería de la práctica sanitaria de IVE. “Bastaría por tanto con cumplir la Ley de SSR e IVE”, sentencia.

Foto: Archivo Amecopress

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *