Aborto

Preguntas frecuentes

Los/as profesionales de las clínicas asociadas te resolverán en sus centros todas las dudas que puedas tener sobre la interrupción del embarazo y te acompañarán en tu decisión, durante y después del proceso. Muchas de vuestras preocupaciones son compartidas por lo que a continuación os mostramos un listado de preguntas y respuestas que pueden ser las tuyas.

De acuerdo con la Ley de Protección de Datos y la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo; todos los centros acreditados tienen que preservar tu confidencialidad e intimidad. Médicamente ningún otro profesional médico tiene porque saber si has abortado. No es posible detectarlo con ninguna exploración o análisis. La única excepción es que te realicen un test de gestación en los días siguiente al aborto y hasta 20 días.

El aborto es una de las intervenciones instrumentales más frecuentes en España, su incidencia de complicaciones es baja cuando es realizada por profesionales capacitados/as para realizar esta intervención y cuando se ha realizado un correcto acompañamiento psicológico. Los/as profesionales de los centros te informarán durante el proceso de las posibles complicaciones y/o efectos secundarios de la intervención, y se dejará constancia de que así ha sido mediante la firma de un consentimiento informado.

En un apartado similar al presente de preguntas frecuentes, en el año 2015 figuraban en esta misma Web unas repuestas sobre riesgos y secuelas de la interrupción del embarazo que, si bien el Juzgado de lo Mercantil núm. 3 de Gijón consideró que eran ajustadas a derecho, la Audiencia Provincial de Oviedo, en sentencia núm. 77/2020, declaró que las respuestas constituían publicidad engañosa, motivo por el cual hemos sido condenados a incluir esta breve reseña y a publicar la sentencia durante seis meses.

No existe ningún impedimento para volver a quedar embarazada, de hecho puede ocurrir a partir de los 15-20 días de la intervención si no se utiliza ningún método anticonceptivo.

La legislación española contempla la interrupción del embarazo por libre voluntad de la gestante hasta la semana 14. Por otra parte, la norma permite el aborto provocado por patología fetal y por salud materna (física y psíquica) hasta la semana 22.
Además, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo contempla la posibilidad de interrumpir la gestación más allá de la semana 22 (sin límite) cuando exista una patología fetal incompatible con la vida, o cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico y así lo confirme un comité clínico.

La legislación española contempla la interrupción del embarazo por libre voluntad de la gestante hasta la semana 14. Por otra parte, la norma permite el aborto provocado por patología fetal y por salud materna (física y psíquica) hasta la semana 22.
Además, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo contempla la posibilidad de interrumpir la gestación más allá de la semana 22 (sin límite) cuando exista una patología fetal incompatible con la vida, o cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico y así lo confirme un comité clínico.

Para realizar un aborto puedes acudir bien a un centro de salud o centro de salud sexual y reproductiva o a una clínica concertada acreditada por la Administración Sanitaria de cada Comunidad Autónoma. En España existen clínicas que solo pueden realizar interrupciones de la gestación dentro de las 14 primeras semanas y otras que lo pueden hacer más allá de este plazo.

Lo que nunca debes hacer es:

  • Automedicarte con ningún tipo de sustancias o inyectables.
  • Someterte a manipulaciones por personal no preparado y sin las condiciones higiénicas imprescindibles.
  • Usar medios caseros como introducir sustancias químicas, jabón, hierbas u objetos punzantes en la vagina o el útero. El riesgo de infección es muy alto y los daños en tu cuerpo pueden ser irreversibles.
  • Realizar ejercicios violentos que son peligrosos y con los que no se interrumpe el embarazo.

No existen métodos mejores y peores o más peligrosos o menos. Todo depende del historial médico de la mujer y de las semanas de gestación. En función de ambas circunstancias se le recomendará uno u otro.

El método a utilizar depende de la semana de gestación en la que se encuentre la mujer. Dentro de las 14 primeras semanas se puede realizar mediante aspiración y/o legrado uterino (con anestesia local o sedación). Hasta las 7 semanas también es posible utilizar utilizar la píldora Mifepristona (aborto farmacológico). En el caso de abortos de más de catorce semanas se puede utilizar la técnica de legrado y aspiración intrauterina, de dilatación y evacuación, la inducción farmacológica o la histerotomía. Todas estas técnicas con distintas clases de anestesia, sedación, general o epidural.

En España la interrupción voluntaria del embarazo se realiza con garantías sanitarias para la mujer, puesto que todas las clínicas cuentan obligatoriamente con los/as profesionales y el equipamiento necesario para llevar a cabo tanto el examen médico previo, la intervención en sí misma y el seguimiento posterior, en un esfuerzo de minimizar los riesgos de toda intervención médica.

Si acudes a un centro acreditado para la IVE podrás hablar con un/a profesional y experto/a en el tema, según tus necesidades y dudas podrás hacerlo con un/una psicólogo/a, trabajador/ social, médico/a…..y si acudes a tu centro de salud solicita una entrevista con la trabajadora social o dirígete a una consulta de anticoncepción o centro de salud sexual y reproductiva.

Si se realiza con anestesia local puede parecerse a una regla molesta. Si te preocupa mucho el dolor o estás muy nerviosa se puede realizar también con sedación.

En abortos mayores de 14 semanas se usará siempre sedación y/o analgésicos o anestesia epidural, según la técnica. El aborto farmacológico puede ser también doloroso en el proceso de expulsión, para aliviarlo se pueden usar analgésicos.

No existen métodos mejores y peores o más peligrosos o menos. Todo depende del historial médico de la mujer y en función de eso se le recomendará uno u otro.

Para una interrupción voluntaria del embarazo dentro de las 14 primeras semanas de gestación, la estancia media en la clínica es de 1 a 2 horas.

La mayoría de los abortos no necesitan hospitalización, las técnicas que utilizamos los centros acreditados, consensuadas por los expertos mundialmente, son ambulatorias, es decir no tendrás que pasar la noche en el centro. El tiempo varía mucho sobre todo en función de las semanas y las técnicas usadas. A más semanas más tiempo de gestación y más tiempo de estancia habitualmente.

Sí, se aplica anestesia local, general o epidural dependiendo de la técnica.

No existe ninguna evidencia de que un nuevo aborto conlleve más riesgo, ni complicaciones que los habituales de la primera intervención.

Esta píldora sólo se suministra en hospitales y clínicas acreditadas para la interrupción voluntaria del embarazo. No se puede comprar en farmacias puesto que tiene que tomarse previa realización de los exámenes médicos correspondientes y con supervisión médica.

A los 25-50 días después del aborto.

Los/as profesionales de ACAI recomiendan que para reiniciar las relaciones sexuales con penetración vaginal se esperen aproximadamente unos 15 días, con el objeto de evitar infecciones sobreañadidas. Si es sin penetración puedes empezar cuando quieras.

La gran mayoría de las mujeres se incorporan a su vida normal y por tanto a su trabajo al día siguiente sin problemas. En cualquier caso si por tus circunstancias no fuera así, el equipo que te atienda en la clínica te dará las indicaciones necesarias.

No es imprescindible si te encuentras bien y todo va cómo te indicaron en la clínica, en cualquier caso es recomendable hacer una revisión en los 15 ó 20 días siguientes. Se puede realizar en la clínica donde te lo realizaron o en cualquier otro centro que tú elijas.

Si tienes dudas podemos ayudarte, asesorarte y aclarar tus dudas,
pero NUNCA podremos decidir por ti.