¿Por qué ACAI no acude al programa Salvados?

Salvados juzga y sentencia públicamente a sus invitados antes de escucharles.

Tras haber conocido que el programa Salvados difundirá el próximo domingo 30 de mayo un programa en relación a la prestación sanitaria de aborto provocado, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la IVE, ACAI, quiere manifestar.

Desde el momento en que ACAI tuvo conocimiento de que este programa estaba preparando un especial sobre aborto provocado, a iniciativa de esta Asociación, nos pusimos en contacto con el equipo de dicho programa para colaborar en todo aquello que pudieran necesitar, facilitándoles desde el primer momento información y documentación que contextualizase la práctica sanitaria de aborto provocado.

El viernes, 21 de mayo, el equipo de este programa contacta a través del correo electrónico con tres clínicas pertenecientes a ACAI solicitándoles el acceso a sus centros y una entrevista con sus máximos responsables, ya que según se menciona en el correo: “en el programa incorporamos diversos testimonios de mujeres que nos hablan de sus casos…se recoge una crítica sobre el trato recibido y el estado de las instalaciones”.

Ese mismo día, tras recibir el correo electrónico en el que se pedía nuestra participación, y tras conocer que el programa iba a dar voz a testimonios de mujeres que habían tenido una experiencia negativa en algunas de nuestras clínicas, los/as responsables de los centros afectados se ponen en contacto con las redactoras de este programa al objeto de facilitarles el acceso a dos de nuestras clínicas para que graben sus instalaciones y para que entrevisten a sus responsables. El tercer centro afectado es un centro hospitalario con ingreso cuyas intervenciones no se pueden reprogramar.

Sin embargo, el equipo de este programa declina finalmente acudir a los centros a los que previamente había solicitado su participación.

En este contexto, les informamos de que no tenemos inconveniente alguno en valorar los testimonios que aportan estas mujeres, pero que para poder hacerlo necesitamos un consentimiento escrito de dichas mujeres autorizándonos a valorar su caso concreto. Ya que la Ley de SSR e IVE y la propia Ley de protección de datos no nos permite difundir información sobre nuestras pacientes. Y porque además es nuestra filosofía de trabajo preservar la intimidad y confidencialidad de todas las mujeres que acuden a nuestros centros sanitarios. Pese a nuestra petición, en ningún momento se nos informa del contenido concreto de estos testimonios, ni recibimos la autorización pertinente para poder abordar con criterio y conocimiento los testimonios.

En este afán de transparencia y colaboración y con la intención de contribuir al rigor informativo, al contraste de opiniones, a la visión global que creemos que todo medio de comunicación debe ofrecer cuando aborda un reportaje de investigación; ofrecemos al programa facilitarles testimonios de mujeres que sí se han sentido satisfechas con el trato recibido en nuestros centros, que sí manifiestan haber sido acompañadas y haber interrumpido su gestación en un contexto de intimidad. Les pedimos, en definitiva, que las opiniones en contra y a favor sean difundidas en paridad de condiciones, pese a que las valoraciones positivas constituyen más del 90% de las opiniones que las mujeres nos transmiten. Sin embargo, el programa rechaza incluir esos testimonios. También se declina incluir la información que las mujeres nos hacen llegar a través de las encuestas de calidad, así como, los testimonios, que, de manera espontánea, las mujeres nos hacen llegar valorando de manera muy positiva el trato recibido, las instalaciones y al personal médico y sanitario que las ha atendido.

Nuestros centros realizan al menos 85.000 interrupciones al año. Si bien el grado de satisfacción de nuestras usuarias es muy alto, como en toda práctica sanitaria puede ocurrir que haya mujeres que se sientan insatisfechas. Por otra parte, tenemos que indicar que nuestra tasa de morbimortalidad es prácticamente cero, que los/as profesionales de nuestros centros cuentan, en la mayor parte de los casos, con más de 35 años de experiencia. Que todas nuestras pacientes son informadas del proceso, de las técnicas a su disposición y firman el correspondiente consentimiento informado.

Indicar que todos nuestros centros IVE están acreditados por las administraciones sanitarias de cada comunidad autónoma, acreditaciones que son objeto de renovación. Que como centros sanitarios recibimos inspecciones periódicas en las cuales se revisan nuestras clínicas para corroborar que cumplen con todos los requisitos que la legislación vigente nos exige, que contamos con protocolos médicos de actuación accesibles en nuestra página web y que trabajamos con encuestas de calidad para mejorar nuestro servicio.

Tras declinar acceder a los centros afectados, el equipo del programa nos propone entrevistar a la Presidenta de ACAI, Francisca García, en un hotel de Madrid, dados los problema logísticos y temporales que tiene su equipo de producción.

Tras insistir por parte de ACAI, en la necesidad y conveniencia de realizar la entrevista en un centro acreditado para que las instalaciones puedan ser grabadas, para mostrar el contexto médico y sanitario en el que se realizan nuestras intervenciones, se concreta una entrevista para el lunes, 24 de mayo a las 18.00 horas.

Tras la emisión del último programa, el pasado 23 de mayo. El equipo de Salvados comienza a realizar en redes un previo del programa que el próximo domingo será emitido. En ese previo, se difunden testimonios anónimos de mujeres que acusan a nuestros centros, entre otras cosas, de un trato indebido y mala praxis generalizada.

Un previo difundido sin haber hablado previamente con los/as profesionales, sin conocer su opinión, sin permitirles conocer las historias clínicas de las mujeres afectadas, sin poder corroborar si dichos testimonios se corresponden o no con la realidad que en ellos se describen.

Tras la emisión de este previo, los/as profesionales de nuestros centros constatan que están siendo sometidos a un juicio público, cuyas acusaciones desconocemos previamente, y sobre todo cuya sentencia ya ha sido establecida por el programa antes de tan siquiera haber sido entrevistados/as. Tras producirse una quiebra de confianza, se decide no intervenir en este programa al no tener certeza alguna de que nuestras declaraciones vayan a ser difundidas y respetadas en su integridad.

En relación a lo escuchado en esos testimonios, tenemos que decir.

  • Los testimonios parecen referir a interrupciones de segundo trimestre, motivadas por una patología fetal.
  • Cuando una mujer desea su embarazo y por una patología fetal decide interrumpirlo, se enfrenta a un proceso muy doloroso en el que es necesario reforzar el acompañamiento y la atención. Nuestros/as profesionales lo saben y en consecuencia hacen todo lo posible por apoyar a estas mujeres. Tanto es así, que colaboramos desde hace años con asociaciones de duelo perinatal, como por ejemplo en Murcia, y con la asociación de mujeres expertas en la materia AContracor y el proyecto Koora. Sin embargo, y pese a todo ello, no siempre se consigue que la mujer pueda tener una visión favorable del proceso, dado el momento que atraviesa y el periplo médico y vital que muchas veces tiene que afrontar desde el diagnóstico, a veces retardado, y la intervención.
  • Nuestros centros, salvo uno de ellos, son centros de cirugía ambulatoria (no son hospitales) y en ellos no se producen ingresos hospitalarios. Centros acreditados para hacer abortos, no partos, en los que las inducciones realizadas son diferentes de aquellas programadas para realizar un parto.
  • Tanto los restos biológicos como los restos fetales y/o los fetos en su caso, son tratados por todas las clínicas conforme a la normativa vigente, siendo servicios externos a las clínicas, prestados por empresas autorizadas al efecto, quienes realizan su tratamiento.
  • Desde la emisión de este previo, se han intensificado los ataques y amenazas en nuestros centros. Las mujeres que acuden a los mismos preguntan si: tienen que pagar por la prestación, si es legal, si es segura…generando en ellas una gran inquietud.

Por último, señalamos que nuestro servicio jurídico estudiará las medidas legales oportunas, en el marco de lo que consideramos una campaña más de desprestigio contra la prestación sanitaria de aborto provocado en nuestro país y contra sus profesionales e implementaremos las acciones legales que consideremos oportunas tanto contra quienes están realizando declaraciones falsas como contra los medios que, de forma acrítica, las difunden.

4 comentarios
  1. Mercedes Martin Torres
    Mercedes Martin Torres Dice:

    Me consta que las clínicas acreditadas para le IVE de ACAI, son extraordinarias, que atienden con cariño, respeto, intimidad , profesionalidad a todas las mujeres jóvenes o adultas que deciden libremente y que respetan la legalidad vigente.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.