Los abortos se redujeron un 15% el año pasado en el Camp de Tarragona

Diari de Tarragona

Los abortos se redujeron un 15% el año pasado en el Camp de Tarragona

Los casos bajaron especialmente entre las más jóvenes. El año pasado abortó una de cada 83 menores de 20 años

Publicado: 22:08 – 19/11/2014

El año pasado se practicaron en el Camp de Tarragona 1.421 interrupciones voluntarias del embarazo. De esos abortos, 166 fueron entre mujeres menores de 20 años. Con todo, a pesar de ser el grupo de edad del que más se habla, no es el que concentra la tasa más alta.

Según el registro que elabora el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, el grupo con más abortos en la región sanitaria (16,4 por cada mil mujeres de esa edad) es el de los 20 a los 24 años. En el caso de las menores de 20 años la tasa es de 12 por cada mil (una de cada 83). De hecho, la cifra de las menores se ha ido reduciendo paulatinamente en los últimos años; en 2010 era de 14 por mil (una de cada 71).

No obstante, no se trata de un dato menor; implicaría, por ejemplo, extrapolando arbitrariamente los datos, que en un instituto con 250 alumnas, tres habrían abortado el año pasado.

Justamente el número de abortos entre menores ha vuelto a saltar a la palestra en las últimas semanas debido a que la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Susana Camarero, recordó en el Congreso de los Diputados que lo que queda de la ley del aborto se incluiría en la próxima ley de protección de la infancia que la cámara baja debatirá y aprobará –gracias a la mayoría absoluta del PP– antes de que acabe el año. Y esa parte que se salvó del proyecto que preparaba el exministro Alberto Ruiz-Gallardón es que las menores de 16 y 17 años que deseen abortar deberán comunicar al menos a uno de sus padres la situación.

Pero las clínicas que practican abortos insisten en que se está poniendo el acento en una situación que es marginal. La patronal basa su argumento en los datos de este año. Desde el mes de enero y hasta septiembre, los centros de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo, ACAI, han realizado 25.394 abortos en España. Solo el 3,60% de estas intervenciones (913) fueron a mujeres de 16 ó 17 años, un dato muy similar al porcentaje de un estudio realizado hace cuatro años (3,23%). Y de las menores de edad que decidieron abortar, solo 113 no pudieron informar a su tutor legal –un 12,38% de las menores de 18 años que abortaron–. En el anterior informe, este número ascendía a 151 en el mismo espacio de tiempo.

«El Gobierno ideologiza la realidad haciendo mayoría una excepción. Los datos demuestran que el aborto adolescente no se mueve en parámetros elevados», apuntó Francisca García, presidenta de ACAI, quien insiste en que la gran mayoría de las jóvenes que se deciden a abortar lo hacen acompañadas de sus padres.

 

Consentimiento paterno

En el caso de quienes no comunican la decisión a sus progenitores, «una total minoría», García asegura que, en general, se trata de menores que provienen de familias desestructuradas, con padres en el extranjero o en la cárcel, que temen una respuesta violenta de sus familiares o que tienen una diferencia ideológica importante con ellos.

En su opinión, si a estas jóvenes se les obligara a contar con el consentimiento de sus padres, pocas recurrirían a un juez para dirimir la situación. Cree que, en la mayoría de los casos, se verían abocadas a un aborto clandestino o a seguir adelante con un embarazo no deseado.

 

Cambio en el perfil

El registro de Catalunya apunta a que el perfil de las mujeres que recurren al procedimiento está variando paulatinamente. La edad media de las mujeres que abortan en Catalunya es de 28,9 años. Ha disminuido el porcentaje de mujeres que no tienen estudios y la mitad está trabajando.

En el caso particular de la comarca del Tarragonès, por ejemplo, el año pasado se produjeron 704 abortos. El grupo de edad con más casos (179) estuvo entre los 30 y 34 años. Los casos correspondientes a menores de 20 fueron 69.

García considera que este cambio en el perfil de las mujeres tiene que ver con las transformaciones que se están produciendo en la maternidad. Las mujeres cada vez esperan más para ser madres y tienen menos hijos. «Están cambiando las conductas sociales y reproductivas», dice.

También es importante, a la hora de entender la reducción de los abortos, la menor presencia de mujeres extranjeras, con una tasa significativamente más alta. En el caso del Tarragonès, por ejemplo, si la tasa de abortos por mil mujeres es de 9,91 entre las de origen autóctono, sube hasta el 23,48 en el caso de las de origen extranjero.

En lo que se refiere a las motivaciones para la interrupción del embarazo, otro estudio de ACAI revelaba que, ante la pregunta de qué condiciones deberían darse para no abortar, la respuesta en el 40% de los casos era ‘ninguna’. Un 21% aludía a su situación económica; un 10%, a su situación afectiva; un 13%, a su situación laboral, y un 8,48%, a su edad. En ese mismo informe se relataba que si la legislación española no permitiera abortar el 30,3% recurriría a un procedimiento clandestino; el 29,5% continuaría con el embarazo y el 31,9% se iría a abortar a otro país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.