Escraches antiabortistas, el acoso de un colectivo ultracatólico de Ciudad Real

INSULTOS, COACCIONES Y PROPAGANDA

Escraches antiabortistas, el acoso de un colectivo ultracatólico de Ciudad Real

Periódico CLM

Desde hace más de una década, los miembros de la Sociedad San Vicente de Paúl acuden a las puertas una clínica de Miguelturra para evitar que las mujeres aborten. El Partido Popular premió en 2012 a este colectivo ultracatólico con el título de ‘Ciudadanos Ejemplares’.
Tomás García 01 de Julio de 2016 (21:30 h.)

En una comunidad autónoma como Castilla-La Mancha y un país como España, donde la legislación protege a las mujeres, aún se sigue coartando la libertad de estas a la hora de decidir sobre su propio cuerpo. A pesar de que el aborto es completamente legal, a la hora de querer interrumpir su embarazo, muchas mujeres se enfrentan a organizaciones católicas que tratan de impedir que ejerzan su derecho a decidir.

Es el caso de la clínica Cire de Miguelturra, que, al tratarse del único centro concertado de toda Ciudad Real con la autorización de la Junta para practicar este tipo de procesos médicos, se ha convertido en el punto de encuentro para los miembros de la Sociedad San Vicente de Paúl. Una organización que según varias plataformas feministas tiene “una ideología católica fundamentalista”.

Desde el Grupo Feminista de Miguelturra explican que la clínica se ha tenido que apoyar en ellas y en el Centro de la Mujer para “poder sobrellevar esta situación”, y desde la Asamblea de Feminismos de Ciudad Real se ha criticado “las palabras y folletos desagradables que estos protestantes dirigen a las mujeres que entran en la clínica”.

Pero, ¿cómo se ha podido llegar a esta situación? ¿Por qué las autoridades pertinentes no hacen cumplir la legislación vigente e impiden esta campaña constante de acoso contra las mujeres?

Insultos, coacciones y propaganda antiabortista

El origen del conflicto entre el centro privado y la Sociedad de San Vicente de Paúl se remonta a hace más de una década, según informó miciudadreal.es. Con la apertura de dicha clínica, algunos voluntarios del colectivo ultracatólico empezaron a emplazarse en la esquina que conduce al centro médico para tratar de convencer a las mujeres de no practicar el aborto.

La situación se fue intensificando con la ampliación de los supuestos y la puesta en vigencia de la ley de plazos de 2010, impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Desde entonces, cada martes, que es cuando la clínica abre su consulta, entre tres y ocho miembros se encargan de “coaccionar” a todas las jóvenes que pasan por el centro, vayan a abortar o a recibir otro tipo de servicio médico.

Según aseguran desde la clínica, algunas pacientes “se vuelven solamente del susto que les meten”. Y en una entrevista de Cadena Ser a uno de los doctores de la clínica, este llegó a asegurar que “la gente entra llorando”. “A veces les dicen barbaridades. Desde asesinas… A cualquier tipo de cosas de estas. Es absurdo que alguien esté presionando de esta manera”, comentó el médico de la clínica Cire.

Dicho doctor aseguró también a los reporteros de la SER que les ha denunciado en más de una ocasión, pero “lo único que ha hecho la policía es mandarles cinco metros más para allá”. Además, el profesional de la medicina comentó que los miembros de dicho grupo católico les entregan a las embarazadas folletos “con la foto de un bebé o de un feto de ocho meses”, y les dicen “que van a abortar algo así”.

El PP les nombró ‘Ciudadanos Ejemplares’ en 2012

Igualmente, desde octubre de 2014, la Sociedad San Vicente de Paúl cuenta con un piso cedido por el Ayuntamiento de Ciudad Real. La asociación explica que solo paga los gastos comunes del piso y afirma que también ofrece formación para el empleo.

La cesión de este piso corrió a cargo del antiguo equipo de Gobierno del Partido Popular que lideraba Rosa Romero. Concretamente, la exalcaldesa de la capital provincial entregó el inmueble a la organización fundamentalista después de que esta lo solicitara a la Concejalía de Servicios Sociales de cara a desarrollar el Programa de Apoyo a la Mujer Embarazada que estaban impulsando los conservadores Además, en 2012 la regidora llegó incluso a nombrar a la asociación y a sus integrantes como ‘Ciudadanos Ejemplares del año’

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.