‘Lo que se va a abolir es la decisión libre de ser madre o no’

El Mundo.es
EVA RODRÍGUEZ
Asociación de Clínicas Acreditadas para el Aborto

http://www.elmundo.es/espana/2015/04/10/5527745a22601d8b228b4572.html

‘Lo que se va a abolir es la decisión libre de ser madre o no’

Rafael J. Álvarez Madrid
10/04/2015 08:57 horas

La ginecóloga Eva Rodríguez dirige la Clínica Sur (Sevilla) y otea el universo del aborto desde su vicepresidencia en la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (Acai). Sólo en los centros de este colectivo, entre enero y septiembre de 2014, 113 mujeres de 16 y 17 años abortaron en España sin el conocimiento de sus padres. Ésta es la radiografía del porqué.

¿El aborto es un derecho?

No. Lo que la ley Aído reconoce es el derecho a la libre maternidad, no al aborto. Es decir, dota a la mujer del derecho a tomar una decisión sobre su embarazo y que sea respetada. Puede ser la de continuar con el embarazo o la de abortar. Ahora, el Gobierno va a abolir la libertad de decidir ser madre o no. La leyactual incide en dos cosas que nunca se dicen: la prevención de embarazos no deseados, algo que este Gobierno ha empeorado, y las políticas de apoyo a la maternidad. El PP busca que no se reconozca el aborto como un derecho sanitario, que no sea una prestación pública. Volver a antaño: que se lo paguen ellas.

¿Por qué cree que el Gobierno ha consultado a la Iglesia?

Porque quiere contentar a la parte más conservadora de su electorado.

Hablemos de las menores. ¿Quién aborta sin decírselo a sus padres?

Menores en desamparo, que provienen de familias desestructuradas, que no viven con sus padres, cuyos tutores están en la cárcel o son drogadictos, que sufren maltrato… Y también chicas con progenitores que tienen una enfermedad invalidante o ellas viven con otro familiar. Inmigrantes que viven solas, chicas que mantienen a su familia en su país de origen con lo que ganan aquí. Mujeres que han venido ilegalmente, en patera, embarazadas, o que viven en una chabola con su pareja, emancipadas, pero sin haber alcanzado la mayoría de edad. Y también mujeres que temen la reacción violenta de sus padres, porque son muy religiosos o porque no lo conciben de acuerdo con su moral.

Entonces ustedes tienen conocimiento de padres que ejercen violencia contra sus hijas. ¿Los denuncian?

Como ciudadanos y médicos tenemos la obligación de hacerlo y lo hacemos.

¿En qué condiciones anímicas llegan las menores?

Si casi ninguna mujer afronta un aborto con indiferencia, en estos casos vienen más tocadas emocionalmente, porque a todos los miedos se les suma la angustia de que sus padres se enteren cuando ésa es la razón de su decisión: el terror. Preguntan si los datos de su intervención los puede saber alguien, si vamos a llamar a su casa… Y si es porque sus padres no están en sus vidas, se sienten solas y desamparadas.

¿La excepción incluida en la ley Aído atenta contra la patria potestad?

No. Las mujeres a esa edad pueden emanciparse, dejar los estudios y trabajar, tener relaciones sexuales, ser madres u operarse sin el consentimiento de sus padres. La ley de 2010 quita la excepción a la mayoría sanitaria, que está fijada en los 16 años, y con este paso atrás, se vuelve a convertir el aborto en la excepción.

¿Son mujeres maduras?

Sí, mucho. Desde pequeñas han vivido situaciones duras y sus circunstancias las han hecho madurar antes de lo deseable.

¿Qué efectos reales tendrá la reforma del PP?

Habrá más mujeres a las que sus padres echarán de casa, pegarán o violentarán de alguna manera. Más mujeres obligadas a abortar en la clandestinidad sin garantías sanitarias. Más jóvenes que tendrán que tener un hijo no deseado, condenándolas, tal vez, a profundizar esa espiral de violencia en la que están inmersas. O podrán continuar sus estudios, se las condenará a la desigualdad, al paro, a la precariedad. Y otras optarán por un aborto ilegal, poniendo su salud, sus futuros embarazos e incluso su vida en riesgo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.