Recomendaciones y consideraciones

Recomendaciones y consideraciones en torno a los métodos de interrupción del embarazo
  • El legrado debería ser sustituido en todos los centros por el método de aspiración.

  • En los embarazos precoces, menores de 7 semanas, la paciente debería poder elegir entre el aborto instrumental y el farmacológico.

  • Entre las 15 y las 19-20 semanas, el método de elección debería ser la dilatación y evacuación, ya que comporta menor tiempo de estancia hospitalaria, además de un porcentaje de complicaciones menor que los métodos inductivos.

  • En las gestaciones superiores a 20-21 semanas el método más eficaz y más seguro es la inducción combinando mifepristona con misoprostol, y eventualmente, occitócitos.

  • La dilatación y evacuación es una alternativa terapéutica que debe ser valorada en casos de inducción prolongada o cuando existan razones que aconsejen una rápida finalización del proceso.

  • Aunque las complicaciones de un aborto suelen ser bajas, se aconseja una revisión ginecológica entre los 10 y 30 días. Transcurridos entre 25 y 50 días comenzará la primera regla. A partir de ese momento se considerará restablecida la normalidad.

Desde ACAI consideramos que la consulta de revisión tras el aborto provocado, puede ser un momento propicio para aconsejar a las mujeres acerca de los métodos anticonceptivos más acordes con su situación (la fertilidad se restablece a los 10 ó 15 días), dado que la mejor manera de evitar un nuevo embarazo no deseado es responsabilizarse de la anticoncepción, utilizando un método seguro y eficaz. En algunos casos, las clínicas de ACAI intentan aconsejar a las usuarias sobre los métodos anticonceptivos más apropiados con su situación personal desde el mismo momento en que se realiza el aborto.

[top]