El cálculo electoral del PP deja desprotegidas a más de 400 menores, abocadas a un aborto clandestino e inseguro.

Ante la previsible aprobación por el Pleno del Senado, de la Proposición de Ley Orgánica para reforzar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la IVE; ACAI considera que:

EL CÁLCULO ELECTORAL DEL PP DEJA DESPROTEGIDAS A MÁS DE 400 MENORES, ABOCADAS A UN ABORTO CLANDESTINO E INSEGURO.

El rodillo parlamentario de los populares aprobará una reforma contra aquellas mujeres de 16 y 17 años en riesgo social, familiar, vital o personal.

La reforma del Gobierno viene a proteger a las menores que ya están respaldadas por sus tutores (casi el 90% vienen acompañadas por sus progenitores) y elimina la única vía legal que tienen las mujeres de 16 y 17 años en desamparo, para acceder a un aborto seguro.
Madrid, 8 de septiembre de 2015. Pese a que los populares defienden esta reforma alegando una desprotección generalizada de las mujeres de 16 y 17 años, lo cierto es que según datos de ACAI y considerando además las cifras del propio Ministerio de Sanidad, las menores que no pudieron comunicar a sus tutores la situación representan tan solo un 0’44% de total de mujeres que abortan en nuestro país, entre 400 y 500 menores en función del año objeto de estudio.
Del total de mujeres de 16 y 17 años que según el informe de Sanidad abortaron en nuestro país en el año 2013 (4010 mujeres); solo un 12’38% no pudo comunicar a sus padres la situación (496 menores). En atención a la práctica diaria en los centros de ACAI, ese porcentaje podría haber disminuido durante los años 2014 y 2015, rondando en estos momentos la cifra de un 9%, es decir un descenso porcentual de 3 puntos (menos de 400 mujeres). En consecuencia, la supuesta afectación generalizada de desprotección que sufren las menores y que permite al PP apuntalar su reforma, falta a la verdad, carece de rigor y solo puede entenderse en términos políticos e ideológicos.
El Gobierno alega asimismo en sus justificaciones, que la Ley de la Salud Sexual y Reproductiva vino a dar un tratamiento singular a las menores de edad y esa singularidad no cabe en nuestro Código Civil, por lo tanto, dicen los populares, volvamos a la regla general. Este argumento resulta rotundamente falso, lo que hizo la Ley Orgánica 2/2010 no fue generar una excepción, sino poner fin a la misma, dado que modificó el apartado 4 del artículo 9 de la Ley Básica reguladora de la Autonomía del paciente, en el que se preveía que la mayor de 16 años era autónoma, suficiente y no requería del consentimiento de sus representantes legales para ninguna actuación relativa a su salud, salvo para la interrupción del embarazo, para la práctica de ensayos clínicos y de técnicas de reproducción humana asistida, es decir se terminó con la particularidad. Sin embargo, lo que pretende el Grupo Popular es volver a esa singularidad, a esa excepción de nuestro ordenamiento.
Por último, ACAI no quiere dejar de considerar que si bien la IVE es un trance importante y en consecuencia es deseable el apoyo de los tutores a la menor (lo que ocurre en la mayoría de los casos), no se debería olvidar que mayor gravedad e importancia conlleva y mayor incidencia en el futuro de la menor y de sus padres supone, un embarazo y posterior parto que un aborto; y sin embargo, no existe norma alguna que limite la voluntad de la mujer de 16 y 17 años a la hora de decidir tener un hijo. Una circunstancia que nos debería llevar a preguntarnos ¿por qué la menor de 16 y 17 años es totalmente libre para decidir parir y no lo es para decidir no hacerlo?

Nota: Para ampliar estas valoraciones pueden contactar con Francisca García, Presidenta de ACAI. Tfno.: 618 26 34 14

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.