16 oct 2013

UPN propone obligar a las mujeres a ver una foto del feto antes de abortar

0 Comentario

UPN propone obligar a las mujeres a ver una foto del feto antes de abortar

El PP no descarta apoyar la propuesta pero manifiesta reticencias

“Intentar disuadir a las mujeres de abortar es tortura psicológica”, sostienen los expertos

El Congreso tendrá que estudiar si obliga a las mujeres a ver una imagen del feto antes de abortar. Es la propuesta del diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) Carlos Salvador para reformar la Ley del aborto aprobada en 2009 por la mayoría parlamentaria (PSOE, IU, ERC, BNG, PNV, NaBai y dos diputados de CiU). UPN votó en contra junto a PP, UPyD, Coalición Canaria y siete diputados de CiU. UPN pretende ahora obligar a que se muestre una ecografía del feto antes de que la mujer decida interrumpir de forma voluntaria su embarazo porque “una imagen vale más que mil palabras”. Los expertos rechazan esta propuesta al considerar que “intentar disuadir a la mujer de abortar es tortura psicológica” que puede acarrear el síndrome postaborto que se produce por un “mal acompañamiento”.

UPN propone añadir una nueva letra al articulado de la vigente ley para que, en aquellos casos en los que las mujeres opten por la interrupción del embarazo en las primeras 14 semanas de gestación, reciban en un sobre cerrado, y junto a la lista de ayudas públicas disponibles para las gestantes y la cobertura sanitaria durante el embarazo que determina la ley, una ecografía del ‘nasciturus’.

El Pleno de la Cámara Baja tendrá que decidir día si admite o no a trámite a la propuesta. El PP no descarta apoyar la medida pero manifiesta reticencias. “Lo estudiaremos”, ha señalado el portavoz del grupo parlamentario popular, Alfonso Alonso, que ha señalado su “respeto a la capacidad del proponente”. No obstante, Alonso ha apuntado reticencias a secundar el texto: “A bote pronto no lo veo”.

Los médicos en Navarra objetan

Salvador dice que esta medida no supondría una coacción para la mujeres, al tratarse de “información” que muestre la “realidad vital y humana de su existencia” y que, unida al resto de la documentación, sirva a la madre y, en su caso, al padre, para poder tomar una decisión “con toda la información relevante a su alcance y sin censuras”. Según justifica la formación navarra, la entrega de una ecografía evitaría también “equívocos interesados” sobre el origen de la vida humana.

La opinión de UPN choca frontalmente con la de los expertos, que sostienen que “las mujeres abortan porque lo necesitan, no porque no sepan lo que tienen dentro”. “Informar no es intentar disuadir a las mujeres de no abortar, que es tortura psicológica”, señala Santiago Barambino, presidente de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Emabrazo (ACAI).

Barambino asegura que “las mujeres hacen consideraciones previas” antes de interrumpir el embarazo y considera que la “tortura psicológica” que supone el intento de disuasión en esta decisión supone un “mal acompañamiento” que es lo que “acarrea el síndrome postaborto”. ACAI apunta, además, a que el objetivo de esta propuesta no es otro que hacer sentir a la mujer “moralmente culpable” de la decisión.

La Federación de Mujeres Progresistas considera que es una propuesta “lamentable” que trata de “frivolizar a las mujeres como si no supieran lo que van a hacer”. Al igual que ACAI, la presidenta de la federación, Yolanda Besteiro, sostiene que buscan “añadir culpabilidad a las mujeres e intentar hacer el mayor daño posible en una decisión que ya es de por sí dolorosa”.

Aunque el aborto es legal en España desde hace 27 años, en Navarra hasta hace muy poco resultaba casi imposible abortar. En sus hospitales públicos no se practican abortos porque los médicos objetan. El problema arrancó en 1987, cuando un grupo ultra vinculado al Opus Dei denunció a los ginecólogos que practicaban abortos en un hospital público de Pamplona. Un juez les exculpó, pero el acoso y derribo sufrido y la falta de medios en los hospitales públicos dejó de facto a las navarras en desventaja respecto del resto de las españolas. A finales de 2011 abrió sus puertas la clínica privada Ansoáin, en la que se realizan intervenciones voluntarias del embarazo.

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>