12 feb 2013

Una aplicación para sacar a la clamidia de su escondite

0 Comentario

ETS | Proyecto en Noruega

Una aplicación para sacar a la clamidia de su escondite

  • La clamidia es una ETS que muchas veces es asintomática
  • Un hospital noruego lanza una web para concienciar a los más jóvenes

Beatriz G.Portalatín | Madrid

Actualizado martes 12/02/2013 05:02 horas
EL MUNDO.

Las Enfermedades de transmisión sexual (ETS) son todavía una realidad en pleno siglo XXI. Aún falta mucha concienciación, educación e información, según los expertos. La OMS estima que cada año se infectan 448 millones de personas en todo el mundo de cuatro enfermedades sexuales curables (clamidia, sífilis, gonorrea y tricomoniasis).

Una de ellas, la clamidia, es una enfermedad en la que sus síntomas pueden no notarse y por tanto, pasar desapercibida para el afectado. En España, según informa a ELMUNDO.es Santiago Moreno, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Ramón y Caja de Madrid, no existe un estudio de prevalencia o incidencia, pero sí confirma que la uretritis por ‘Chlamydia’ ha aumentado, como la sífilis o la gonococia, de manera desproporcionada desde el 2002 hasta el 2009. “La incidencia actual debe estar en torno a los siete-ocho casos por 100.000 habitantes”, apunta.

Tampoco en otros países se libran de la quema. Concretamente, en Noruega los datos de incidencia de clamidia son preocupantes: 467 nuevos casos cada año por cada 100.000 habitantes, y principalmente en las provincias de Troms y Finnmark (al norte del país), donde la cifra se eleva a 684 y 898, respectivamente.

Por ello, desde el Hospital Universitario del Norte de Noruega (University Hospital of North Norway) se ha puesto en marcha el proyecto ‘Virtual Clinic on STD’, denominado Sjekkdeg (chequéate, en noruego), una aplicación (disponible en todos los formatos) para adolescentes que pretende ser una herramienta básica de información sexual para concienciar sobre la importancia de protegerse frente a las ETS. “El objetivo fundamental es que se hagan las pruebas específicas si tienen riesgo de conducta, que sepan dónde acudir y qué hacer”, asegura Elia Gabarrón, investigadora en dicho hospital y directora del proyecto.

“El uso del preservativo en este país es escaso; y el método anticonceptivo más popular es la píldora, que venden incluso en los supermercados”, matiza la experta española. Además, la mayoría de métodos se usan para protegerse de un posible embarazo, no por prevenir una ETS. “Falta mucha concienciación”, insiste.

Como destaca esta experta, de todos los test positivos de clamidia en mujeres que se hacen en Noruega, cerca del 76% son en chicas muy jóvenes (de 15 a 24 años), o lo que es lo mismo: de cada cuatro casos positivos de clamidia en mujeres, tres corresponden a chicas de entre 15 y 24 años. Lo mismo ocurre en el caso de los chicos: más de la mitad de los casos que son positivos a clamidia en hombres (56,6%), se dan en jóvenes de 15 a 24 años.

La clamidia, según añade el doctor Moreno, se puede localizar en diferentes lugares del cuerpo. En el caso del hombre, su principal foco de localización es la uretra (uretritis). Se manifiesta como una inflamación de la uretra que produce dolor o escozor al orinar junto con secreción más o menos purulenta. “Puede ser además asintomática (el paciente es portador, puede transmitir la infección a otros, pero no tiene síntomas ni ninguna manifestación de enfermedad)”, aclara. También puede localizarse en las mucosas del ano y de la boca.

En el caso de la mujer, su principal localización está en el cuello uterino (cervicitis). Cursa asintomática o como un aumento de la secreción vaginal. Puede acompañarse de uretritis y, por tanto, habrá además molestias urinarias. También puede localizarse en la uretra, de modo aislado, o coincidiendo con una cervicitis, y en la mucosa anal u oral, como en el hombre. Se protege únicamente, señala el doctor, utilizando protección en las relaciones sexuales, y su tratamiento es “fácil y totalmente asequible”. Se hace con antibióticos de fácil acceso: doxiciclina (una tetraciclina) o azitromicina.

Sin duda, sostiene este experto, se necesita mayor educación sexual a todos los niveles, no sólo en la ‘Chlamydia’ sino en todas las ETS y “que todas se previenen de la misma manera: utilizando preservativo en los contactos con personas que pudieran estar infectadas”.

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>