04 oct 2013

Ser madre a pesar de la menopausia precoz

0 Comentario

 

INVESTIGACIÓN | En mujeres jóvenes

Ser madre a pesar de la menopausia precoz

EL MUNDO Laura Tardón | Madrid
Actualizado martes 01/10/2013 15:26 horas


Gracias a una nueva técnica de reproducción asistida, una japonesa de apenas 30 años ha logrado ser madre a pesar de sufrir menopausia precoz. De momento, se trata de una terapia experimental que se ha probado sólo en un grupo de 27 mujeres con este mismo diagnóstico clínico.

Un acontecimiento que no sólo ha alegrado la vida de los nuevos padres, sino también la de los investigadores implicados, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (EEUU) y de la Universidad St. Marianna de Kawasaki (Japón), ya que este éxito ‘alimenta’ la posibilidad de que en un futuro la menopausia precoz deje de ser un obstáculo para tener un hijo.

Se estima que el 1% de la población general femenina tiene problemas de fertilidad por culpa de lo que se denomina insuficiencia ovárica primaria, es decir, son mujeres cuyos “ovarios han dejado de funcionar, prácticamente no les quedan folículos ováricos” (producen óvulos), reza el artículo que acaba de publicar la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

El ovario está programado para dejar de funcionar con el paso de los años, pero en una pequeña parte de la población, este proceso natural se adelanta y se interpone en la ‘carrera’ de la maternidad. Lo que ocurre es que, antes de tiempo, se produce la liberación de unas proteínas (entre otras, la llamada proteína Pten) que hacen que los folículos ováricos no evolucionen y, por lo tanto, no alcancen la madurez suficiente como para que produzcan los óvulos.

Con el objetivo de revertir este proceso, un grupo de científicos liderados por Kawamura decidió poner en práctica una nueva técnica descrita por autores de la Universidad de Stanford. Seleccionaron a 27 mujeres con una edad media de 37 años y todas con menopausia precoz (que han dejado de tener menstruaciones antes de los 40 años), habían dejado de menstruar una media de 6,8 años antes.

Según trabajos anteriores, subraya Aaron Hsueh, ginecóloga de la Stanford y autora del estudio, “estas mujeres, aunque ya no tienen ciclos menstruales, aún presentan una pequeña reserva folicular”. En una investigación anterior, esta ginecóloga demostró que es posible bloquear ese mecanismo por el que se desencadena la menopausia en mujeres jóvenes. Basándose en esta premisa, el equipo japonés se puso manos a la obra.

La nueva técnica

Primero, a través de una intervención llamada laparoscopia, se extrajeron los ovarios de las participantes. Después, en el laboratorio, se fragmentaron mecánicamente y se ‘trataron’ con unos fármacos específicos (los indicados por Hsueh) precisamente para anular el mecanismo responsable de que los folículos ováricos no evolucionen.

Finalmente, mediante una segunda laparoscopia, se introdujo de nuevo el material ovárico (esta vez manipulado) en las trompas de Falopio. Cada semana, las mujeres fueron controladas con ecografías y se les realizaron análisis para evaluar los niveles de una hormona que detecta el crecimiento del folículo.

Se observó el crecimiento del folículo en ocho de las participantes. A éstas, además, se les puso un tratamiento hormonal para estimular la ovulación. Cinco de ellas desarrollaron óvulos maduros que se recogieron (a través de la vagina, con punción ovárica) para llevar a cabo la fecundación in vitro y aquí viene la segunda parte. Como en cualquier otro procedimiento de este tipo, los óvulos fueron fecundados con el esperma de sus respectivas parejas. Los embriones se congelaron para después transferirlos al útero.

Hoy, dos mujeres están esperando recibir embriones, una lo ha recibido pero no ha logrado un embarazo, otra está embarazada y el logro de este trabajo: una de las mujeres ya ha dado a luz a un bebé muy deseado.

Un hecho también muy bien valorado por los expertos consultados por ELMUNDO.es, quienes aseguran que esta nueva técnica abre una puerta a la esperanza de mujeres cuyos ovarios no son capaces de producir ningún óvulo. “El 98% de las técnicas de reproducción asistida se hace en mujeres que sí tienen actividad ovárica”, explica Roberto Matorras, jefe de la Unidad de Reproducción Humana del Hospital de Cruces de Bilbao. A estas mujeres sólo les queda una opción para ser madres: la donación de óvulos, pero con ésta “no se pasa material genético de la madre”.

No obstante, aunque la expectativas son muy ilusionantes, los especialistas españoles recalcan que son necesarios más estudios y con más series de participantes. No hay que olvidar que “la tasa de éxito es muy baja (7%). Es decir, de 27 mujeres, sólo dos se han quedado embarazadas […] Con la donación de óvulos, la tasa se multiplica por siete (70%)”, señala José Luis Gómez Palomares, vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Fertilidad. “Y no puede considerarse una vía para retrasar la edad de la maternidad, entre otras cosas porque aunque este avance logre desarrollar óvulos, al estar envejecidos (por la edad) no garantizan el éxito”, apunta Marisa López-Teijón, jefe de reproducción asistida del Instituto Marqués (en Barcelona).

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>