17 sep 2012

Reino Unido debate la creación de hijos de tres ‘padres’ genéticos

0 Comentario

Reino Unido debate la creación de hijos de tres ‘padres’ genéticos

La técnica permitiría evitar la transmisión de enfermedades mitocondriales

La agencia británica encargada de la fertilidad (HFEA, siglas en inglés) ha lanzado una consulta pública para saber la opinión de los británicos sobre posibles nuevos procedimientos médicos diseñados para evitar futuras enfermedades genéticas graves. Los resultados de la encuesta saldrán el próximo día 7 de diciembre.

Las nuevas técnicas no están extensas de polémica, ya la ley británica prohíbe la modificación genética de embriones, aunque la cámara de los comunes tiene la intención de discutir la propuesta el año que viene.

Al menos de 12.000 personas en Gran Bretaña tienen enfermedades genéticas producidas por las mitocondrias, que son los órganos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

Las mitocondrias se transmiten a los hijos solo por las madres, de manera que para evitar posibles enfermedades hereditarias, las nuevas técnicas planteadas por la agencia de fertilidad, tienen por objeto remplazar las mitocondrias de la madre enferma por las de una donante sana. Hay sólo 37 genes en las mitocondrias, aproximadamente 0,2% de nuestra composición genética total.

Cuando una mitocondria es defectuosa puede producir una amplia gama de trastornos que suelen afectar a los órganos y tejidos que necesitan más energía para funcionar, como por ejemplo, el cerebro o los músculos del corazón.

Aproximadamente una de cada 200 personas tienen algún tipo de mutación mitocondrial, en la mayoría de los casos esto no conlleva una enfermedad aunque en otros casos pueden ser fatales.

Existen dos tipos de procedimientos para eliminar las mitocondrias defectuossas de los embriones. En uno, llamado transferencia de eje materno, los médicos utilizan técnicas de fecundación in vitro para recoger óvulos de la mujer afectada. A continuación, se retira el núcleo de uno de esos óvulos enfermos y se coloca en el óvulo sano de la donante. El nuevo óvulo lleva todos los cromosomas de la madre [en el núcleo] y las mitocondrias sanas [con el correspondiente ADN de la donante], se coloca de nuevo en la madre y se fertiliza con el esperma del padre.

El segundo procedimiento, se conoce como transferencia pronuclear, es similar pero realizado en un embrión en fase inicial en lugar de un óvulo.

Las nuevas técnicas se están desarrolladas en la universidad de Newcastle, bajo la supervisión de Doug Turnbull, y la agencia de fertilidad.

Aproximadamente una de cada 200 personas tienen algún tipo de mutación mitocondrial

“Si al final esto se permite, debemos tener en cuenta todos los puntos de vista, ya que tiene consecuencias a perpetuidad”, comento Lisa Jardine, presidenta de la agencia. “Una vez que tenemos la modificación genética tenemos que estar absolutamente seguro de que se puede conseguir la felicidad de los pacientes, porque no se trata de nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos sino de muchas generaciones y hay que pensar en las consecuencias que puede tener a largo plazo”.

Una de las preguntas más controvertidas del cuestionario es si el donante debe ser anónimo, como con la donación de sangre, o al contribuir estos en el ADN de los niños deben estar reconocidos con nombres y apellidos. ¿Qué significaría para un niño, en su sentido de identidad, saber que su ADN ha sido genéticamente modificado? “¿Y para las siguientes generaciones?”, preguntan en el cuestionario.

“Queremos cambiar las vidas de nuestros pacientes que conviven con enfermedades relacionadas con mitocondrias defectuosas”. Estos pueden afectar seriamente la calidad de vida de los pacientes y sus familias y a varias generaciones. Si logramos que nos den el visto bueno podemos conseguir que cientos de personas puedan llevar una vida digna “, dijo Mary Herbert, profesor de biología reproductiva que trabaja con Turnbull en Newcastle.

“Ahora estamos realizando experimentos para probar la seguridad y eficacia de las nuevas técnicas y esperamos que esto incline para bien la toma de decisiones de la agencia de fertilización británica” agrega Herbert.

Copyright: Guardian News & Media 2012

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>