28 ene 2014

“Las mujeres no somos víctimas del aborto. Somos víctimas de este Gobierno súper conservador”

0 Comentario

“Las mujeres no somos víctimas del aborto. Somos víctimas de este Gobierno súper conservador”

Olivia Carballar / Sevilla / 29 dic 2013 8
Eva Rodríguez Armario. // LAURA LEÓN

“No creímos que lo fueran a hacer”, dice aún sin dar crédito Eva Rodríguez sobre la reforma del aborto anunciada por el Gobierno del PP, “mucho peor” que la de 1985. Ella es la directora de la Clínica El Sur, en Sevilla, y representante de la asociación de clínicas acreditadas ACAI en la Federación Internacional de Profesionales del Aborto y la Contracepción (Fiapac). Algunas de las mujeres a las que ha atendido tras el anuncio de Gallardón conocían la reforma. Pero la mayoría, insiste, no sabe lo que se les viene encima. “Veremos muchas situaciones dramáticas en las que quizás no podamos ayudar a las mujeres como hacíamos hasta ahora”, explica.

¿Qué supondrá en la práctica para las mujeres la reforma anunciada por Gallardón?

En la práctica abortar en este país va a ser muy difícil. Según diversos estudios realizados por ACAI en los centros donde se practican interrupciones de embarazo, más del 90% de las mujeres aborta con esta ley antes de las 14 semanas sobre todo por una causa: por una u otra razón no se siente capacitada en ese momento para ser madre y criar a un hijo o hija. Porque es joven o mayor, o no tiene dinero, o casa, o pareja o familia etc… En fin, tal como está redactada esta ley, estas mujeres, a partir de que entre en vigor, no podrán interrumpir legalmente en España su gestación. Tendrán que viajar a Francia o Portugal o hacerlo clandestinamente. Y si alguna quiere intentarlo pasará por tener que “demostrar” que padece un grave trastorno de su salud por el que no puede seguir para adelante con el embarazo y que así lo acrediten dos psiquiatras, después pasar por una consulta para que le asesoren sobre otras alternativas al aborto y, tras siete días de reflexión, podrá abortar. Esto supone en la práctica, en el mejor de los casos, retrasar el momento del aborto con las consecuencias que esto puede traer sobre la salud de esta mujer.

¿Es, por tanto, una agresión para las mujeres?

Supone una agresión muy importante contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, sobre nuestra capacidad de decidir en qué momento y en qué condiciones queremos ser madres. Supone situar a las mujeres de este país a la cola de estos derechos en Europa y supone imponer una ideología religiosa a toda la sociedad. En contra de lo que asegura el ministro, no había razón ninguna para derogar una ley que funcionaba y que incluso desde su entrada en vigor había bajado el número de abortos y sabemos que esta era la tendencia.

“La ley vigente no es inconstitucional, por eso se han adelantado. Están imponiendo una ideología religiosa a toda la sociedad”

¿Por qué se hace si los datos de aborto han descendido con la vigente?

Sólo se pude entender desde un posicionamiento ideológico, no hay razones de anticonstitucionalidad y eso lo sabían, por eso se han adelantado. La ley actual se hizo con el aval de excelentes constitucionalistas de este país. Ni razones médicas, este país era hasta ahora uno de los países con menos complicaciones derivadas del aborto del mundo. Incluso el aborto llevaba disminuyendo en cifras desde hace un par de años.

¿Es peor la anunciada por Gallardón que la de 1985? 

Es mucho peor, por varios motivos. En la actual, el supuesto de salud psíquica está mucho más concreto y mucho más difícil de cumplir, como está redactado. Por otro lado, en esta ley no se despenaliza el aborto por causas fetales, excepto las incompatibles con la vida. Esto será un gran drama para las personas que se vean en esta situación. ¿Para qué hacer pruebas costosísimas de diagnóstico prenatal, si después no se puede interrumpir el embarazo?

“Definitivamente esta norma restringe mucho más el acceso que la del 85. El ministro Gallardón ya lo había anunciado, pero francamente no creímos que lo fueran a hacer”

¿La esperaba tan retrógrada?

El ministro Gallardón ya lo había anunciado, pero francamente no creímos que lo fueran a hacer. Nos deja a la cola de los países europeos, como Irlanda, Polonia o Malta.

¿Qué le parece que se prohíba la publicidad de clínicas como la suya?

Me parece increíble, si nos dedicamos a una actividad sanitaria legal, ¿por qué no vamos a poder tener una página web como todo el resto de los centros sanitarios en la que se explique lo que hacemos y en la que se muestre nuestra dirección o teléfonos, para las personas que precisen esta práctica médica? En la práctica esto supone estigmatizar aún más a los profesionales que nos dedicamos a esta actividad entre otras muchas y mandarnos a la “semiclandestinidad”.

¿Por eso también la obligación de que sean dos médicos distintos a los de las clínicas los que emitan el informe sobre la mujer?

Esto es sólo un intento más de dificultar el acceso y hacer desistir a las mujeres. Aunque como todos sabemos,  y dice la Organización Mundial de la Salud, las leyes restrictivas no disminuyen el aborto, lo ocultan y lo hacen clandestino perjudicando la salud de las mujeres.

“Prohibir la publicidad de las clínicas supone estigmatizar aún más a los profesionales que nos dedicamos a esta actividad entre otras muchas y mandarnos a la semiclandestinidad”

¿Cómo afectará al día a día de las clínicas?

La mayoría de las clínicas desarrollan otras actividades en sus centros además del aborto, y esto seguirá como siempre, pero en lo relativo a la interrupción del embarazo será todo mucho más difícil. Y seguro que veremos muchas situaciones dramáticas, en las que quizás no podamos ayudar a las mujeres como hacíamos hasta ahora.

¿Las mujeres le han comentado en estos días algo sobre la reforma? ¿Lo saben?

Algunas sí, pero la mayoría todavía no sabe lo que les espera, han oído algo, pero nada más.

¿Cómo influirá en las mujeres sin recursos?

Las mujeres sin recursos, con nivel cultural bajo o inmigrantes serán las más perjudicadas, primero porque en estos casos conseguir los dictámenes y pasar por todo el periplo que han impuesto les costará mucho más y, segundo, porque en el caso de no poder realizar la interrupción del embarazo se agravará aún más su situación.

“Las mujeres sin recursos, con nivel cultural bajo o inmigrantes serán las más perjudicadas”

¿Por qué tanta hipocresía con esta cuestión? ¿Es que no abortan las votantes del PP?

Claro que abortan las votantes del PP y las de todos los partidos y de todas las religiones.

¿La Iglesia sigue siendo un lastre para las mujeres?

Claro, ya hemos visto que sigue teniendo mucho poder en este país y que basta con que ellos se manifiesten en contra de una ley para que ciertos sectores corran a cambiarla y a hacerla más a “su gusto”. Esto no debería ocurrir en un país aconfesional, si de verdad lo fuera. La Iglesia debe dictar las normas a sus fieles, pero no a toda la sociedad.

¿Cree que esta ley se le volverá en contra al PP?

Quiero creer que sí. Según las últimas encuestas publicadas sobre este tema, la mayoría de los españoles y españolas estaban satisfechos con la ley actual y los profesionales sociosanitarios también. Hemos recibido en estos días muchas críticas al proyecto de ley de muchos sectores.

La ley anunciada por Gallardón parte de la base de que la mujer es una víctima. ¿Eliminó ese concepto o el concepto de culpabilidad la ley vigente? 

La ley actual ha permitido, por un lado, que se pueda abortar cuando una mujer en conciencia decide que no es capaz de llevar adelante un embarazo. Esta decisión no siempre es fácil y las mujeres la toman con mucha madurez, pero que no sea fácil no quiere decir que seamos las víctimas del aborto. El aborto para muchas es la solución. Mucho más víctima es una mujer que está desesperada porque no puede o no quiere ser madre y no puede ejercer su derecho a decidir, eso sí que nos convierte en víctimas de este gobierno súper conservador. Por otro lado, la normativa aprobada en 2010 lo ha normalizado, lo ha hecho más accesible e igualitario desde que se ha asumido, muchas veces a través de conciertos con centros especializados, en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. Esto ha hecho que se haga cada vez más precozmente, disminuyendo los riesgos asociados y, probablemente, la culpabilidad.

“Abortan las votantes del PP y las de todos los partidos y de todas las religiones”

Con la norma propuesta por el PP también se regula la objeción de conciencia. ¿Qué supondrá esto?

No creo que cambie mucho la situación actual, pero es una vieja reivindicación nuestra que se regulara.

 ¿Algún mensaje a Gallardón y al Gobierno del PP?

Que han aplastado los derechos conseguidos por las mujeres de este país durante muchos años de un plumazo, que este cambio no respeta el sentir de la mayoría de la gente, solo de una minoría y que esta ley no defiende a las mujeres sino que las victimiza mucho más.

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>