10 jul 2012

La vacuna del papiloma reduce la tasa de infección incluso entre no inmunizadas

0 Comentario

La vacuna del papiloma reduce la tasa de infección incluso entre no inmunizadas

Según un estudio, el fármaco disminuye un 49% los riesgos

En el trabajo se analizó a adolescentes estadounidenses de entre 13 y 16 años

Jaime Prats Valencia 9 JUL 2012 – 19:29 CET2

La vacuna del papiloma humano (HPV) entró en el calendario vacunal español en 2008 en medio de críticas por su elevado coste y las dudas sobre su eficacia y su seguridad. Un artículo que publica este lunes la edición digital de la revista Pediatrics indica que las campañas de inmunización no solo han conseguido una caída de las infecciones entre las adolescentes vacunadas, sino también entre quienes no han recibido ni una dosis, lo que se explicaría por la reducción de la presencia del virus.

Existen unas 200 clases del virus en todo el mundo, de los que medio centenar son cancerígenos y pueden provocar un tumor de cuello de útero. El fármaco protege frente a cuatro, dos de los cuales (los tipos HVP-16 y HVP-18) son responsables del 70% de las neoplasias. El trabajo, dirigido por Jessica Kahn, del departamento de medicina adolescente del Hospital Infantil de Cincinnati, muestra que el uso de la vacuna consigue reducir la infección en un 69% en los tipos de virus que combate el fármaco.

El estudio responde a los datos recogidos de dos grupos de adolescentes estadounidenses con actividad sexual de entre 13 y 16 años. El primero de ellos (368 chicas) se seleccionó durante los años 2006 y 2007. Ninguna se había vacunado. Entre 2009 y 2010 se reclutó un grupo distinto de la misma edad algo más amplio (409 mujeres) de las que, más de la mitad, habían recibido al menos una dosis del fármaco.

Tras comparar la presencia del virus (concretamente de los virus a los que se dirige la vacuna) entre los dos grupos, los autores del trabajo observaron que las tasas de prevalencia se redujeron, en general, un 58%, al pasar de un 31,7% (el primer grupo) al 13,4% (el segundo grupo). En las 409 adolescentes de la segunda selección, la reducción fue del 69% entre las vacunadas y del 49% entre entre las no vacunadas, lo que evidencia que también se beneficiaron de la campaña de inmunización.

Pese a esta protección indirecta, Kahn destaca la importancia de la vacunación en todas las mujeres entre los 11 y 26 años para maximizar los beneficios para la salud que ofrece este tipo de protección. Además la investigadora subraya que, sin bien se detectó una caída de las infecciones de determinados tipos de virus, la presencia del resto de clases del patógeno era “extremadamente alto”. Casi una de cada cuatro chicas no vacunadas que participó en el estudio tenían al menos uno de los virus de alto riesgo.

El estudio se realizó entre población estadounidense con unos rasgos demográficos, étnicos y socioeconómicos muy marcados, como también admite Kahn. Las participantes eran jóvenes afroamericanas y, en buena parte, beneficiarias del seguro Medicaid, que se concede a personas con bajos ingresos. Por ello, la investigadora sugiere realizar trabajos similares con poblaciones diferentes para determinar el impacto real en la salud pública de las campañas de vacunación

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>