12 mar 2014

Entre la clandestinidad y el éxodo abortivo

0 Comentario
Noticias

Entre la clandestinidad y el éxodo abortivo

ACAI presenta un estudio sobre las condiciones que motivan el aborto provocado y las opciones que las mujeres contemplan ante la imposibilidad de interrumpir legalmente su embarazo

Estado Español, Debates, Aborto, Legislación y género, Salud, Salud reproductiva, Madrid, Martes 11 de marzo de 2014, por Gloria López

 

Madrid, 11 marzo. 14. AmecoPress. La Asociación de Clínicas Acreditadas, ACAI, ha presentado hoy martes, 11 de marzo, en rueda de prensa, la Segunda Edición del Estudio “Condiciones que Motivan el Aborto Provocado”, que en esta ocasión aborda también las “Opciones que las mujeres contemplan ante la imposibilidad de interrumpir legalmente su embarazo”.

Francisca García, Presidenta de ACAI y Blanca Cañedo, vocal de la asociación por Asturias, han sido las encargadas de presentar los datos del estudio, que ponen de manifiesto que, de aprobarse en anteproyecto de ley de Gallardón, “los abortos van a disminuir, pero solo en el papel”, ya que toda mujer que quiera abortar en España se verá abocada a la clandestinidad o al éxodo abortivo.

La presidenta de ACAI ha querido aclarar que con la actual ley de salud sexual y reproductiva del 2010 los abortos han disminuido. También ha dicho que tres de cada cuatro menores de 16 años que acuden a las clínicas para abortar lo hacen acompañadas de sus padres, madres o personas tutoras; “la que viene sola es porque no tiene apoyo, o porque corre el riesgo de ser maltratada.”

Para realizar el estudio, se ha trabajado con una muestra de 6045 mujeres que han interrumpido la gestación en 20 clínicas de ACAI desde el 15 de octubre de 2013 al 15 de Febrero de 2014.

El interés está puesto en conocer las razones por las que las mujeres interrumpen el embarazo, valorando si dichas causas están incluidas en los restrictivos supuestos que despenaliza el anteproyecto de ley del Gobierno sobre la materia y analizar los elementos o factores que podrían llegar a modificar la decisión de la mujer que aborta.

En esta ocasión, y a diferencia del estudio precedente, también se ha planteado a las mujeres que alternativas buscarían si sus casos no fuesen contemplados, como supuestos legales en la futura ley. Es decir: ¿qué haría si la ley no les permitiese abortar en este país porque la razón que motiva su aborto no está contemplada como supuesto legal en la nueva ley?

Por último, este trabajo también pretende perfilar las características de la mujer que accede q la prestación sanitaria de aborto provocado sus hábitos contraceptivos, sexuales y reproductivos.

En relación al estudio realizado en el año 2012, los resultados obtenidos en lo referente al perfil de las mujeres que abortan son muy similares. Sin embargo, ha disminuido el número de mujeres extranjeras (29,15 por ciento) y ha aumentado el número de nacionales (70,7 por ciento), probablemente por motivos económicos.

Un 57 por ciento de las mujeres que interrumpen su gestación se sitúan en la franja de edad de entre 18 y 30 años, como viene ocurriendo históricamente. Así, el grupo de menores, representa solo un 3, 26 por ciento del total (197) y de hecho han disminuido con respecto a estudio anterior.

El aborto voluntario no está vinculado a mujeres sin formación o sin empleo. El 63, 82 por ciento de las mujeres que abordan tienen estudios entre la Secundaria y el bachillerato; y más del 43, 52 por ciento de las mujeres están trabajando en el momento de la interrupción.

Aumenta un 10 por ciento el número de mujeres que no utiliza métodos anticonceptivos seguros

Un aspecto muy significativo que ha podido constatar el estudio es que cerca del 50 por ciento de las mujeres no utiliza métodos anticonceptivos seguros, frente al 36 por ciento del estudio anterior. En la mayoría de estos casos se utiliza el preservativo esporádicamente, o bien se sustituye por el método ogino o la “marcha atrás”. Este aumento en 10 puntos de mujeres que no utilizan anticonceptivos puede estar vinculado, según la presidenta de ACAI, a la “ausencia de medidas preventivas y a la crisis económica”. Lo cierto es que se ha suprimido la financiación de la mayoría de los métodos anticonceptivos desde verano de 2013.

Las expertas han insistido en que solo la educación sexual y el acceso universal a la anticoncepción son eficaces para disminuir el porcentaje de interrupciones voluntarias del embarazo. “No dio tiempo a implementar las medidas previstas en la ley del 2010, que no es una ley de aborto sino de salud sexual y reproductiva, y ahora, esas medidas corren peligro de ser derogadas con la nueva ley”.

El 92, 5 por ciento de las mujeres que solicitaron una interrupción de la gestación en los centros acreditados de ACAI no deseaba su embarazo, frente a un 4,73 por ciento que lo deseaba inicialmente. Y un 41 por ciento de las mujeres que abortan no modificarían su decisión: no quieren ser madres o no quieren volver a serlo en este momento, por lo que ningún cambio de su situación personal, social, efectiva laboral o económica les llevaría a renunciar al aborto provocado.

Un 54,41 por ciento de las mujeres que abortan o hacen por causas que no tienen un origen ni económico, ni laboral ni afectivo. Sí han aumentado en 4 puntos aquellas mujeres que abortan por causas económicas o laborales hasta un 34, 75 por ciento.

100.000 mujeres excluidas

Así, señala ACAI, casi el 100 por cien de las mujeres (solo quedarían aquellas que abortan por salud física y psíquica de las gestante) que interrumpen su embarazo no estarían incluidas en la propuesta del gobierno.

Pero, ¿qué harían las mujeres entrevistadas si la legislación española les impidiera acceder a la IVE? Pues la mayoría (62, 31 por ciento) abortaría igualmente, bien accediendo al aborto clandestino (30,37 por ciento) o bien saliendo a un país extranjero donde el aborto estuviera legalmente permitido (31, 94 por ciento).

“Casi un 30 por ciento de estas mujeres responde que continuaría con el embarazo, si bien, muchas de ellas manifiestan su resignación, desesperación y angustia ante la incertidumbre vital que esa decisión les podría conllevar. Es decir, aceptarían la continuación del embarazo porque no se atreven a tomar otra decisión o no se encuentran capacitadas para resolver el conflicto de otra manera”, señalan las autoras del estudio.

Las y los profesionales de ACAI denuncian que si el proyecto de reforma de la actual Ley del Aborto planteado por el titular de justicia, Alberto Ruíz Gallardón, sale adelante, más de 100.000 mujeres no podrán interrumpir su gestación y las que sí podrán hacerlo tendrán serias dificultades para hacerlo, ya que incluso en aquellos supuestos que se admiten como legales la ley articula un periplo médico, administrativo y jurídico tendente a disuadir a las mujeres durante todo el proceso. “En consecuencia, toda mujer que quiera abortar en España se verá abocada a la clandestinidad o al éxodo abortivo”

Foto: Amecopress

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>