28 sep 2017

Elemenos imprescindibles para que el aborto siga siendo seguro para las españolas

0 Comentario

En el Dí­a Internacional del Aborto Legal y Seguro, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la IVE señala los

Elementos imprescindibles para que la prestación sanitaria de aborto provocado siga siendo un recurso seguro y de calidad para las mujeres españolas

Madrid, 28 de septiembre de 2017. Para ACAI las pautas básicas para asegurar un aborto provocado seguro y preservar la intimidad y el acompañamiento de las mujeres, son las que a continuación se exponen:

  • ACAI considera que las interrupciones del embarazo deben ser realizadas por un/a médico/a con conocimientos especí­ficos acreditados en Aborto Provocado. De no ser así­, la calidad del aborto provocado, la seguridad para las mujeres y el correcto acompañamiento de las mismas; no podrá garantizarse como hasta ahora. Estos/as profesionales deben estar integrados/as en unidades específicas especializadas, en las que todos sus miembros respalden la IVE.
  • Creemos que la incorporación del aborto en la sanidad pública puede ser un paso adelante en la defensa de los derechos de las mujeres, pero puede convertirse en un retroceso si la atención se deja en manos de personal sin experiencia, capacitación o voluntad.
  • Resulta necesario formar a los/as médicos/as y profesionales de la salud y el trabajo social en la práctica sanitaria de IVE, tal y como se explicita en la Ley de SSR e IVE, ya que de seguir incumpliendo la Ley como hasta ahora, no se podría producir el relevo generacional de los/as profesionales que vienen garantizando el aborto en nuestro paí­s. En este sentido, recordamos que hoy el aborto provocado no está incluido en el temario de las carreras de Medicina o Enfermería, ni se aprende durante la especialización.
  • Como así lo avala la literatura científica, es necesario que, durante esa formación, los/as profesionales que intervienen directamente en la práctica sanitaria de aborto (tanto en la sanidad pública, como en la privada o concertada) estén formados en todos los métodos (instrumental y farmacológico).En estos momentos, los centros sanitarios públicos que están asimilando esta práctica sanitaria están primado el método farmacológico frente al instrumental, desoyendo, en muchos casos, la opinión de las mujeres, su situación personal y su historial médico. Las razones son de naturaleza económica, derivadas de la falta de formación, así­ como, del estigma que supone la realización de abortos instrumentales.
  • ACAI no toma partido frente a los métodos seguros de IVE, instrumental y farmacológico. Considera que es necesario salvaguardar la convivencia de ambas técnicas, para garantizar la calidad de la prestación y la libertad de elección de la mujer, quien tiene derecho a ser correctamente informada y decidir el método más acorde con su situación sanitaria y personal. 
  • Es tarea de las Administraciones establecer las vías de formación, sin embargo, consideramos imprescindible que las autoridades sanitarias valoren los protocolos de actuación de los/as profesionales que han atendido la IVE en nuestro país. 
  • La objeción de conciencia en nuestro país no responde, mayoritariamente, a valores religiosos o éticos, sino a razones de prestigio profesional. Realizar abortos es una prestación no normalizada y estigmatizada (tanto para la mujer como para el/la profesional) y por tanto es “evitada”, especialmente en la Sanidad Pública. Dicho esto, ACAI considera que la objeción de conciencia debe ser garantizada y que esta debe ser individual y nunca colectiva. Debiendo facilitarse a las mujeres afectadas una alternativa viable.
  • Tras la actual reforma legislativa, todas las mujeres de 16 y 17 años deben obtener el consentimiento de sus tutores antes de interrumpir su gestación. Para ACAI este cambio legislativo elimina la única vía legal que tení­an las menores en desamparo para acceder a un aborto seguro, entre 400 y 500 menores. Es necesario que se derogue esta reforma procurando un cambio legislativo que incluso supere la anterior normativa, reconociendo a estas mujeres jóvenes su capacidad autónoma de decisión.
  • Creemos pertinente revisar el periodo de tres días de reflexión: resulta paradójico que después de reconocer por vez primera en España un plazo de libre decisión para la mujer, se exija un periodo de reflexión de tres días en un proceso que la mujer ya ha meditado y que por tanto debe ser ágil en los tiempos y acompañado en la intervención.
  • Creemos imprescindible poner en práctica y dotar de presupuesto el Tí­tulo I de la ley “De la Salud Sexual y Reproductiva”, relativo a las polí­ticas preventivas. Es imprescindible que el sistema educativo incluya como asignatura la educación sexual. Al tiempo, el Sistema Nacional de Salud deberá tener la capacidad de asegurar la gratuidad de los anticonceptivos. Medidas que sin duda incidirán en la disminución de los embarazos no planificados y por tanto en la reducción del número de abortos, especialmente entre una población adolescente e inmigrante, tan cuestionada en sus actitudes.
  • ACAI pide tolerancia policial “0” y que no se produzca ninguna connivencia polí­tica con los radicales que se concentran frente a las clí­nicas cuando superen los márgenes de la libertad de manifestación, reunión y expresión. Pedimos además que como tiene establecido la Ley Francesa de 27 de enero de 1993, conocida como Lei Neiertz, se tipifique el delito de “obstaculización” al aborto voluntario.

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>