02 abr 2014

Baja el número de médicos que practican abortos en EE UU

0 Comentario

EL PAIS.

 

Baja el número de médicos que practican abortos en EE UU

Las nuevas leyes más restrictivas, el miedo a no ser contratados y la poca preparación en las universidades, entre las razones

 

Carolina García Washington 1 ABR 2014 – 20:53 CET

 

 

El aumento de las leyes restrictivas del aborto en Estados Unidos que coartan a muchos médicos a la hora de practicar interrupciones del embarazo y aumentan su miedo a no ser contratados, provoca que muchos profesionales hayan desistido de practicar este tipo de intervenciones en la nación.

 

Tras la proclamación por parte del Tribunal Supremo, en 1973, de la constitucionalidad de la interrupción del embarazo hasta las 24 semanas o cuando el feto es viable, el número de médicos que realizan estas intervenciones ha descendido de 2.902 en 1982 a 1.720 en 2011, exactamente una caída del 40%, según datos del Instituto Guttmacher.

 

Estos resultados confirman los últimos datos publicados de que el número de abortos es el más bajo desde aquel día en el que los nueve jueces del Alto Tribunal resolvieron una sentencia histórica; lo que para algunos significa más vidas salvadas, para otros se debe a la falta de médicos dispuestos a ello y afecta, directamente, a la salud de las mujeres.

 

Además, los expertos también alegan que el número de abortos ha descendido por el mejor uso de los métodos anticonceptivos y la educación desde edades más tempranas. “Unas 15 mujeres de cada 1.000 interrumpen el embarazo al año en la nación y una de cada tres se someterá a un aborto antes de cumplir 45 años”, según informa el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE UU.

 

Debra Stulberg, investigadora de la Universidad de Chicago, explica, en varios medios, que solo el 14% de los ginecólogos practican abortos en EE UU, y sólo el 40% de los programas de formación de ginecólogos y obstetras enseñan a hacerlo, hasta el punto de que el lobby abortista ha movilizado asociaciones, como Medical Students for Choice, para captar estudiantes de Medicina dispuestos a convertirse en aborteros al concluir la carrera.

 

“Una de las razones principales por las que existen pocos doctores que hagan abortos en EE UU es que en las universidades de medicina reciben muy poca preparación y entrenamiento sobre este tipo de intervenciones”, explica Lois Backus, director ejecutivo de Medical Students for Choice, vía correo electrónico.

 

Según el experto, a pesar de que el aborto está incluido en los programas escolares del país, tan solo en la mitad de ellos “dedican unas pocas horas a su preparación”. “Es más, las asignaturas dirigidas a ginecología pocas veces tratan el tema de la interrupción del embarazo. Por lo que muy pocos se sienten seguros para practicarlo una vez terminan sus estudios”, prosigue Backus.

 

Las nuevas regulaciones ponen también en riesgo la buena praxis de los médicos, según los expertos. Por ejemplo, ayer lunes, un juez federal de Tucson (Arizona) sentenció la legalidad de la regulación del aborto más restrictiva de la nación, aprobada en ese Estado en 2012 y que entra en vigor este martes.

 

Dicha regulación restringe el uso de medicación para interrumpir el embarazo durante las etapas tempranas de la gestación, exactamente, durante las siete primeras semanas. Aunque no todo son malas noticias. Leyes similares han sido revocadas en Dakota del Norte y anuladas por la Corte Suprema de Oklahoma, explica The New York Times.

 

“Por todo esto, aquellos que están entrenados para interrumpir el embarazo se topan con muchos problemas a la hora de encontrar trabajo. Muchos deciden optar por grandes compañías y muchas de ellas están a disgusto con el tema del aborto”, señala Backus. “Desde nuestra organización creemos que todos estos factores son barreras inaceptables que las mujeres se encuentran a la hora de ejercer su derecho de elegir libremente”, continúa el experto.

 

Tan solo en 2013, 22 Estados de los 50 que conforman la nación adoptaron más de 70 medidas restrictivas diferentes, según informa el mismo diario. El año anterior, 19 Estados proclamaron un total de 43 leyes limitando el aborto, de acuerdo de National Partnership for Women & Families. Este número de prohibiciones fue la mitad de las redactadas en 2011, cuando fueron 92, cifra récord impulsada por la llegada del Tea Party al Congreso, según el último informe del Instituto Guttmacher.

 

“Estas leyes son peligrosas. Toda incursión en la elección libre de las mujeres es muy peligrosa. En muchas áreas del país, y no solo en Texas y Arizona, las mujeres se enfrentan a problemas legales que llegan a impedir que aborten, haciéndolo imposible”, prosigue. “Creemos que estas leyes restrictivas deben parar, ya que violan el derecho a la privacidad y el derecho de elegir libremente sus decisiones personales y médicas”, finaliza Backus.

Entradas relacionadas

[top]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>