22 mar 2012

ACAI denuncia informe del Colegio de Médicos de Madrid

0 Comentario

ACAI DENUNCIA QUE LA COMISIÓN DEONTOLÓGICA DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE MADRID PAUTA AL GOBIERNO EN SU INFORME: “Reflexiones sobre la Ley de Aborto y la Implicación Deontológica de los Médicos”  LOS EJES DE LA REFORMA DE LA LEY DE SSR E IVE.

EL COLEGIO DE MÉDICOS DE MADRID APUESTA POR ENDURECER LOS SUPUESTOS, LAS CONDICIONES PARA LA EMISIÓN DE LOS DICTÁMENES Y EL CONTROL JUDICIAL SOBRE EL PROCESO , validando sus planteamientos con las  posiciones de otras organizaciones, tales como: la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), Ginecólogos por el Derecho a Vivir (DAV) y la Organización Médica Colegial (OCM); todos ellos asesores habituales del Partido Popular.

La Comisión Deontológica del Colegio de Médicos madrileño aboga por una objeción de conciencia absoluta, rechazando el registro de objetores y la regulación por ley, sino se contempla la  posibilidad de una objeción total para todos los estamentos médicos y sanitarios, así como, la objeción en bloque de los centros hospitalarios.

El Colegio de Médicos de Madrid aboga por la sustitución del proceso informativo de naturaleza imparcial por un proceso deliberativo entre el facultativo y la mujer, del que podrían y deberían participar, a su juicio, profesionales contrarios al aborto; ya que tendría como objetivo “informar” a la mujer de “los beneficios de la maternidad”, así como, de las que valoran como  “consecuencias del aborto”.

Madrid. 22 de marzo de 2012.  La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo, ACAI, considera que las propuestas del Colegio de Médicos de Madrid vienen a complementar la posición manifestada por el Partido Popular en sus enmiendas a la Ley de SSR e IVE. En dichas enmiendas el PP abogaba por establecer centros públicos acreditados expresamente para “deliberar” entre el facultativo y la gestante, emitir dictámenes y autorizar los abortos provocados. Derivando posteriormente la realización del aborto en si mismo a los centros acreditados privados.

En esa línea, la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos considera que los supuestos de la ley de aborto deben endurecerse y los dictámenes restringirse pautando claramente: “las causas médicas que hacen creer al legislador que puede existir “un grave riesgo para la salud y la vida de la embarazada”; y las patologías fetales “sobre las cuales los comités clínicos y los especialistas individuales nunca deberían facilitar el aborto como opción”.

En esta línea, el Colegio de Médicos expone, y entendemos que hace suya, la posición de Derecho a Vivir que aboga por que a las patologías fetales se las denomine: enfermedades de corta esperanza de vida y enfermedades con grados de dependencia”. Y que ante las: “… enfermedades que determinan una muerte precoz el deber del médico debe ser el de paliar y apoyar tan dolorosas situaciones, pero sin acortar intencionadamente la vida de estos fetos ─o, como DAV designa─ “del paciente embrión-feto”.

Una posición “moral” que contrasta con la perspectiva del Colegio de Médicos de Madrid por la que el aborto de un embrión o un feto supone “…la pérdida de un individuo que podría generar renta”, “… una pérdida económica”. Perspectiva que nos permite presuponer el papel que esta comisión deontológica atribuye a la mujer en tanto que gestante de futuros sustentadores económicos del sistema.

 

Asimismo, el Colegio de Médicos de Madrid considera que la objeción de conciencia debe ser total y para todos los estamentos médicos y sanitarios o no regularse; ya que de  legislarse estableciendo como requisito imprescindible, propio del sentido común de todo legislador, la imparcialidad del facultativo; los/as “profesionales médicos” contrarios al aborto no podrían participar en los órganos informativos-deliberativos creados al efecto de asesorar a la mujer y por tanto no podrían procurar que en la mujer: “… afloren… las alternativas a la decisión de abortar” ni tampoco podrían informar a la mujer de “… los problemas que genera el aborto y siempre de los posibles riesgos y secuelas de la intervención abortiva; así como de las ayudas a la familia que ella recibiría en el caso de asumir la maternidad y de las alternativas al nacimiento y posterior adopción del recién nacido”. Dice el Colegio de Médicos de Madrid.

Ante este asesoramiento basado preferentemente en criterios morales y no necesariamente en bases científicas: “desde una experiencia…científica y moral”, dicen; nos preguntamos en que lugar quedan los derechos constitucionales de las mujeres. Los derechos de una  maternidad, que recordemos debería ser libremente elegida. En base a ello nos preguntamos retóricamente desde ACAI: ¿es o no es la imposición de la maternidad violencia estructural?

ACAI acusa a la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Madrid de faltar a la verdad cuando en un ejercicio de victimismo imposible, afirma que ha elaborado su informe a partir del trabajo con las asociaciones y profesionales “involucrados en algún paso del proceso” de aborto, quienes se han sentido profundamente violentados al tener que aplicar la Ley de SSR e IVE.

ACAI informa que en ningún momento se ha contado con ninguno de sus profesionales, ni con los/as  del resto de centros acreditados para la IVE. Es decir, el Colegio de Médicos no ha contado con los/as profesionales que desde hace más de 25 años han realizado y siguen realizando las abortos provocados en nuestro país. Ya que los/as médicos/as de la sanidad pública, con contadas excepciones, siguen sin practicar interrupciones voluntarias del embarazo, motivo por el cual resulta difícil de explicar y de creer que la aplicación de la ley pueda violentar a alguien que no aplica la norma.

ACAI adjunta a este comunicado una reflexión pormenorizada sobre los aspectos más “perturbadores” del informe del Colegio de Médicos de Madrid. Una reflexión que difundirá entre todos los estamentos médicos y sanitarios, así como, políticos y sociales; desde el convencimiento de que muchos/as de los/as colegiadas/os del Colegio de Médicos de Madrid, de la Organización Médica Colegial y de otros Colegios de Médicos de España, a los que recordamos pertenecen los/as profesionales de ACAI y del resto de centros acreditados para la IVE; no comparten los criterios y posiciones morales de esta Comisión Deontológica.

 

Nota: Para ampliar estas declaraciones podéis contactar con Santiago Barambio, Presidente de ACAI,   670246982; o con Francisca García, Vicepresidenta de ACAI, 618263414.

Entradas relacionadas

[top]